Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Cueva de san Ignacio

La iglesia neoclásica y barroca del siglo XVIII de Manresa se erige como la entrada a una cueva natural de gran importancia espiritual, conocida como la Coveta. Este lugar sagrado fue testigo de la estancia de San Ignacio de Loyola durante once meses en 1522, marcando un periodo crucial en su vida y, podríamos decir también, el nacimiento de la Compañía de Jesús. La experiencia espiritual vivida por San Ignacio en la Coveta fue el origen de su influyente obra, los Ejercicios Espirituales, representados en un retablo de alabastro del siglo XVII realizado por Joan Grau, que se conserva en el lugar.

El complejo actual, construido sobre la cueva, consta del Santuario del siglo XVIII y del Centro Internacional de Espiritualidad Ignaciana, construido a principios del siglo XX. La iglesia tiene una sola nave decorada en estilo barroco, con mosaicos de inspiración neobizantina y Centro Aletti, vidrieras y retablos de alabastro de gran valor artístico. El diseño arquitectónico, como el amplio pasadizo llamado Avantcova, y las obras de artistas como Flotats y Llimona, contribuyen a crear una atmósfera que refleja la profunda conexión espiritual de este lugar con la experiencia de San Ignacio de Loyola. El complejo se presenta como un espacio para la oración, el recogimiento y la reflexión, manteniendo viva la huella espiritual dejada por el fundador de la Compañía de Jesús.

  • Dirección
    Camí de la Cova 17, Manresa, España
  • Web
    http://www.covamanresa.cat/es
  • Horario de visita
    Lunes a sábado, marzo a octubre de 10h a 13h y de 16h a 19h., de noviembre a febrero de 10h a 13h y de 15h a 18h. Domingos de 10:00 a 11:00
  • Qué ver
    Cueva, mosaicos

 

Entrada también disponible en: English Italiano

Deje un comentario